Aquí tienes un ejemplo de cómo hacer muy feliz a un perrito viejo. ¡Muy bueno!

Da mucha pena ver cómo poco a poco nuestras mascotas van envejeciendo. Es muy triste ver cómo pasa de ser un perrito juguetón a un perro mayor con dificultades para moverse, ya le cuesta hacer esas cosas cotidianas que hacía, subirse al sofá o a una silla ya parece imposible.

El protagonista de nuestra historia es George, un perro salchicha cuyo dueño decidió hacerle la vida un poco más fácil.

Aquí tienes un ejemplo de cómo hacer muy feliz a un perrito viejo. ¡Muy bueno! 1

Pese que su dueño no es carpintero, hizo todo lo posible por construirle rampas por toda su casa.

Aquí tienes un ejemplo de cómo hacer muy feliz a un perrito viejo. ¡Muy bueno!2

No quería que Geroge se sintiese frustrado por hacerse mayor.

Aquí tienes un ejemplo de cómo hacer muy feliz a un perrito viejo. ¡Muy bueno! 3

Aquí tienes un ejemplo de cómo hacer muy feliz a un perrito viejo. ¡Muy bueno! 4

Este es George usando las rampas que le ha fabricado su dueño. ¡No hace falta decir que está encantado!

Aquí tienes un ejemplo de cómo hacer muy feliz a un perrito viejo. ¡Muy bueno! 5

fuente: viralnova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *